PRÁCTICAS MAFIOSAS (2), COMENTARIOS Y ANÁLISIS:

 

aEl siguiente enlace conduce a su web familiar, también de la misma fecha: web familiar de Miguel Ángel Carcelén a fecha 01/11/2007.

Tal como se puede ver, curiosamente en el citado "Foro", la fotografía del señor Miguel Ángel Carcelén acaba de ser sustituida por otra ¿A qué es debido este "cambiazo" de última hora, quizás el mencionado personaje teme ser reconocido por las calles de Toledo?:

a 

IMAGEN NUEVA EN LA PÁGINA WEB  FAMILIAR DEL DIRECTOR DE "ACUMÁN", CON EL PELO TEÑIDO DE RUBIO.

    a

 

IMAGEN ACTUAL EN SU "FORO" TAMBIÉN CAMBIADA.

      En la actualidad Miguel Ángel Carcelén parece haber desaparecido sin dejar huella: Su teléfono movil ha ido a parar a otro individuo que dice ni siquiera conocerle, no responde al teléfono fijo y tampoco a las misivas de Ernesto Koplowitz. Cabe destacar la magnífica labor de investigación realizada por la escritora Doña Mª del Carmen Moreno Martín, alias "Hannah".  Para acceder a su "Foro" abierto siga el siguiente vínculo: 020801-anatomía-de-una-dolorosa-desilusión.htm. Ella ha sido la única que ha tenido el valor de dar la cara y  salir del anonimato con el que se han cubierto el resto de los participantes del "Foro". También ella, en aras de una ética sin compromisos y a raíz de las evidencias descubiertas, ha sabido superar sus prejuicios iniciales respecto a Ernesto Koplowitz, pasando desde una actitud favorable a Miguel Ángel Carcelén, a otra de severa condena por haberse vendido.

     Para acceder al "Foro" de fecha 01-11-2007 titulado, "ANATOMÍA DE UNA CORRUPTELA", siga el siguiente enlace: gatopardo.htm. Todos ellos han repudiado  su colaboración con ACUMÁN,  "alias Miguel Ángel Carcelén", incluyendo asimismo a aquellos que se identifican bajo los seudónimos de "el espía que surgió del frío", "duende" y "Fuentes". No obstante, resulta imprescindible replicar a la antes citada escritora  Mª del Carmen Moreno Martín, en el sentido de que resulta intolerable  "prejuzgar"  a nadie, y mucho menos a otro autor sin ni siquiera conocer el contenido de su obra y de las pruebas fehacientes que ésta pudiera presentar. Para saber más a este respecto, el periódico digital de Torrevieja publica un  artículo en la siguiente dirección electrónica: torreviejadigital.htm No obstante y en honor a la verdad hay que admitir que, si en algo ha estado acertado el señor Miguel Ángel Carcelén, es en la constatación, de que el proceso de edición de la presente página web ha sufrido "zancadillas" de todo tipo al igual que la obra que él mismo ha rechazado imprimir titulada, Lo que se quiere impedir que se conozca sobre "los  Koplowitz".  

      En el citado libro se reproduce la correspondencia habida entre Publicaciones Acumán y el autor Ernesto Koplowitz, aquí sólo se ha plasmado de manera parcial el contenido del "Foro" abierto en Internet por el citado editor, Miguel Ángel Carcelén. Para saber más siga el enlace siguiente: ANATOMÍA DE UNA CORRUPTELA

      El interés del enlace que sigue radica en que al final de su exposición, en la sección de enlaces, el señor Carcelén ha añadido el siguiente comentario: "Lee su blog (por cierto, menudo lío lo de Ernesto Koplowitz)".

"Las verdaderas mentiras" - Blogs 20minutos: EZ Cultura

      Pues bien, señor Carcelén, Ernesto Koplowitz le sugiere que dé la cara y en un careo público si fuese necesario, por que "los líos" cuanto antes se aclaren mejor, sobre todo cuando se tiene la conciencia tranquila y nada que ocultar. Esto le resultaría mucho más saludable que seguir escondiéndose en su "armario privado", cosa que le parangona con Carlos Albujer, alias Carlos Koplowitz Grünbaum, con la única diferencia de que él no se ha metido en ningún armario, si no que lo han metido después de muerto.

      Pasado suficiente tiempo desde que fue redactado el párrafo anterior sin que el señor Carcelén diese señales de vida, tan sólo cabe una conclusión demoledora, y es la de que este señor ha terminado por engrosar las filas de aquellos individuos que dedican su vida a "taparle la boca a Cristo o, a los Cristos", pretendiendo actuar en su propio nombre; justo aquello que él mismo denuncia en su libro "Las verdaderas mentiras".

      Tal como escribieran los Esenios hace más de dos mil años, se repite implacablemente el ciclo histórico que marca "la lucha eterna entre los hijos de la luz y los de las tinieblas". Todo aquel que antepone el dinero a la verdad, queda condenado a la condición de "farsante" y este es su caso.

      A la luz de lo expuesto es más que probable que el señor Carcelén sea de aquellos que aspiran a la "canonización": ¡No se sabe muy bien si en nombre de Dios, del diablo o, incluso, los hay que pretenden lograrlo en el de la pederastia! Lo cual constituye una peculiaridad original y cargada de "glamour".

      En otros términos, con una personalidad tan débil, escurridiza e indefinida, como la que ha demostrado tener el citado señor Carcelén, alguien que se ha dejado intimidar y supuestamente comprar y que ha pasado a cobrar en sus cuentas personales los ingresos destinados a la entidad filantrópica ACUMÁN ¿Qué garantía existe de que no pueda transformarse en un despótico acosador? ¿Con qué defensas contaría la niña de la fotografía en este crucial caso? La cuestión radica en el estado de indefensión y dependencia total en el que ella se encuentra. No es un problema localizado exclusivamente en su caso, si no ante todo un dilema social de hondo calado respecto del cual se impone una toma de conciencia social. No debe olvidarse que una mujer casada, aunque esté maltratada, es una persona adulta que puede comunicarse y defenderse, ¡Un menor, sobre todo si es extranjero y careciendo de unos conocimientos mínimos del idioma: No!, se encuentra en un estado de indefensión y dependencia total.

      Para conocer lo sucedido a raíz de los acontecimientos anteriormente descritos, pulse sobre el texto de los siguientes enlaces: