¿MUERTE NATURAL O SUICIDIO?:

 LA HORA DE LA VERDAD PARA CARLOS KOPLOWITZ GRÜNBAUM, PRIMO Y BRAZO DERECHO DE ALICIA  KOPLOWITZ.

"1"

 

     

En el año 2006 Ernesto Koplowitz se dispone para las últimas  revisiones; al fin todo está listo para la imprenta. Es la culminación de un duro período que se ha demorado más de veinte años y de una labor continuada durante los últimos tres.

     Transcurre el mes de noviembre y soplan los primeros vientos invernales augurando un año de nieves. La atmósfera está limpia y trasluce el hermoso cielo del norte de Madrid, los cielos de Velázquez.

       Lleno de vida y “repleto de sí mismo”, el autor, al fin, puede respirar hondo; la aventura que representa esta  obra toca a a su fin, al menos en lo referente a este primer volumen. Fuera hace fresco, pero el corazón y el alma están calientes. Su cometido profesional le obliga a pasar con gran frecuencia por una esquina determinada del Madrid universitario y, ¡qué casualidad!, cree distinguir la silueta de un hombre de una cierta edad que se asemeja a la del primo Carlos (Koplowitz Grünbaum), pero no, no puede tratarse de él, sería demasiada coincidencia encontrárselo en semejantes circunstancias después de tanto tiempo. Y además, ¿qué se le ha podido perder a ese  engreído y aburguesado personaje en aquella zona de estudiantes “pobrecitos”?   El individuo, fumando un cigarrillo, observa a Ernesto (Koplowitz) fija y persistentemente. Cuando este último localiza su mirada reconoce con toda certeza los ojos profundamente azules de Carlos, con esa mirada penetrante que caracterizaba también a su padre, el gigantesco doctor Erik Koplowitz (primo del patriarca de la saga de "los Koplowitz", Ernesto Koplowitz Sternberg).

        ¿Por qué le observa tan insistentemente, qué quiere de él?, ¿se trata de otra causalidad del infinito o de un gesto intencionado y calculado?

        Ernesto sabe que Carlos espía intensamente porque es un hecho conocido que, “el que la ha hecho sabe muy bien guarecerse”. Seguro que Carlos está al tanto de la inminente publicación del presente Libro Primero. Resulta evidente que a Carlos no le interesa en absoluto que el gran público sepa quién es él realmente y, en consecuencia, va a impedir por todos los medios a su alcance que esto suceda. Para ello sólo tiene dos alternativas:

-        negociar.

-        o, ¿un presunto “cuarto intento”?

    ¿Se habría apostado en aquel lugar estratégico, en un gesto desesperado por dilucidar cuál de los dos caminos debía tomar?

    Hace tiempo Ernesto aprendió que rebajarse a hablar con “gregarios” siempre resulta negativo, así es que siguió su camino imperturbablemente. Estaba claro que no deseaba dialogar. Al igual que Diógenes, Ernesto había buscado a un “hombre” con un candil, lo necesitaba vitalmente, y creyó que Carlos lo era, pero todo resultó ser una desagradable inocentada.

      Los seres humanos presentimos las cosas y tanto Ernesto como Carlos saben que a este último se le aproxima su “última hora”. Resulta obvio que la publicación de la obra: "Lo que se quiere impedir que se conozca sobre los Koplowitz", destapará manifiestamente quién es realmente Carlos Koplowitz. Para un ser gregario como él “perder su imagen social”, edificada con tantas puñaladas por la espalda y villanía, equivale a la pérdida de su propia identidad. Para ellos el ostracismo les condena a enfrentarse con su “mísera realidad interior” y, en consecuencia,  ello representa una  muerte certera.

      Quizá busque en el encuentro “liquidar sus cuentas pendientes” antes de tener que hacer frente a lo inevitable. Pero esos números no pueden salir: ¡No hay dinero en el mundo para poder compensar todo el mal que ha hecho!

       Más allá de estas reflexiones, la ley de la supervivencia se impone ¡Ernesto no puede correr el riesgo de permitir una supuesta “cuarta tentativa”!; esto le hizo reaccionar de inmediato y le condujo directamente al domicilio de un conocido de confianza. Entregó a ese amigo una copia de los manuscritos con el encargo de que lo publicase en el caso de que le sucediese algo. Acto seguido escribió una carta a sus hermanas poniéndolas al tanto de todo ello.

      Pocos días después, a las 09:30 h. de la mañana aproximadamente, otra vez volvía a estar Carlos en el mismo lugar ¿No se entiende qué  hacía allí cuando todos los establecimientos estaban aún cerrado?

   Se ha concluido un ciclo vital; ambos primos se han visto, probablemente por última vez, al igual que sucedió hace más de veinte años con la esposa de Carlos, cuando en una tarde primaveral de 1985 ella le preguntó a Ernesto: “¿Cuándo vamos a volver a vernos?”, a lo que este último respondió sin conocer exactamente la razón, en uno de esos misteriosos actos de premonición que tenemos los seres humanos:  “Nunca o, en cualquier caso, dentro de mucho tiempo…” y así sucedió.

   El enlace que sigue resulta esclarecedor respecto a la identidad de quién es el verdadero  "Borracho camorrista" de entre "los Koplowitz".

Y para conocer la respuesta que el tiempo ha dado al contenido de los textos premonitorios precedentes, pulse sobre el siguiente botón:

 SIGUE

 PRÁCTICAS MAFIOSAS

 AVISO: Hackers, a todas luces asalariados, sabotean esporádicamente la presente página: "Parcheándola".

Hablar de la familia Koplowitz es sinónimo de "intereses poderosos " y donde hay dinero hay intrigas. Así pues, no es de extrañar que tras las sutiles apariencias se oculte una "mano negra":      UNA TENTATIVA DE HOMICIDIO 

  LA MANO NEGRA (1)      LA MANO NEGRA (2)      LA MANO NEGRA (3)  

RECOPILACIÓN DE LOS ENLACES DE MAYOR INTERÉS:

  EL PERMISO ESPECIAL DEL PAPA, PARA POSIBILITAR UN MATRIMONIO MIXTO  

  HECHOS HISTÓRICOS DE INTERÉS 

  ALICIA KOPLOWITZ: ¡LEGIONARIA DE CRISTO! 

  ¡EL EXPOLIO DE UNOS HUÉRFANOS! 

  ¿PERCIBIÓ ERNESTO KOPLOWITZ SU LEGADO HEREDITARIO? 

  FUNDACIÓN  ERNESTO KOPLOWITZ 

¿QUE ES LO QUE TRATA DE OCULTAR? DESDE HACE MÁS DE VEINTICINCO AÑOS ALICIA KOPLOWITZ: Innumerables intentos reincidentes y torticeros, tendentes todos ellos a obstruir como sea que se sepa la verdad respecto a los Koplowitz ¡Hasta Google parece haberse implicado en ello desplazando o borrando arbitrariamente la presente página web de sus buscadores!. Para saber más, pulse sobre los números del compendio de los siguientes enlaces seleccionados:    (1) (2) (3) (4) (5) (6) (7) (8) (9) (10) (11) (12) (13) (14) (15) (16) (17) (18) (19)  

   LISTADO GENERAL DE ENLACES   

 

Google